La sociedad cambia a pasos agigantados, esta transformación se ha incrementado con la entrada de las nuevas tecnologías. Nace un nuevo perfil de comprador: el consumidor experiencial que está más centrado en vivir momentos auténticos que en el producto o servicio.


Frente al modelo fast fashion, basado en la oferta de prendas de vestir de última moda a precios bajos y con plazos de entrega cortos, las compañías de moda tradicionales han optado por seguir el patrón de la moda inteligente o Smart fashion. Aquel que combina la producción de prendas de calidad con una fabricación y entrega a menor coste.


Tras las incursiones que está realizando Google en el negocio del e-commerce, al haber añadido una función de compra directa -como si fuera un marketplace- al comparador de ‘Google Shopping’, ¿puede considerarse que ha cambiado de estrategia para convertirse en un distribuidor?


Los supermercados sin cajeros y sin cajas son la gran tendencia en la que trabajan todos los grandes


Un modelo único, difícil de imitar, que marca los nuevos caminos por dónde debe discurrir el retail experiencial hacia el éxito. Hablamos de Magnolia Market, un buen ejemplo de conexión emocional